¿EL CULPABLE ES EL CHOCOLATE?

El chocolate ha sido bombardeado durante mucho tiempo, ya que además de asociarlo a una dieta rica en grasas, azúcares y calorías, siempre se lo ha relacionado con los molestos granitos de la piel, es decir, con el acné.

Sin embargo, esta creencia popular se ha desmentido con la realización de estudios que confirman que el chocolate no es el responsable del acné, por lo tanto, esta asociación sólo era un mito. Pero, ¡cuidado!, sí existe un vínculo entre la dieta y el desarrollo de acné. Aquí te mostramos cuáles son los alimentos que pueden favorecer su aparición y por qué el chocolate no está involucrado.

 

El acné puede producirse como consecuencia de muchos factores, pero uno de los más frecuentes es el estado hormonal del organismo, por eso, este problema afecta en su mayoría a los jóvenes de alrededor de 18 años, pudiendo ser la causa de una baja autoestima, lastimaduras y hasta infecciones en la piel.

Pero una novedosa investigación nos permite desterrar el mito de que el chocolate y otros alimentos grasos influyen en el desarrollo de acné, ya que los alimentos que más podrían causar este problema son aquellos que contienen azúcares simples o carbohidratos refinados.

La elevada producción de azúcar que éstos alimentos generan en el organismo, provoca un aumento de la insulina y del factor de crecimiento de la insulina (IGF-1). Ésto a su vez, provoca un incremento de las hormonas masculinas, lo que estimula la segregación de sebo por parte de los poros cutáneos. Además, el IGF-1 multiplica la producción de queratinocitos, células de la epidermis que constituyen las principales huellas del acné.

Asimismo, se ha comprobado que las dietas con bajo aporte de carbohidratos refinados mejora notablemente la piel de los afectados por acné. Entonces, el chocolate amargo, cuyo aporte de azúcar es mínimo, no se vincula al desarrollo de este problema. Sino que la dieta a base de cereales refinados, tales como las harinas extra blancas, así como el panelaborado a base de ésta o las chucherías, deben ser las que restrinjan su aprición en la dieta para evitar los tan molestos granos.

Para los amantes del chocolate, la buena noticia está dada, sólo debes recordar que lo mejor es ingerir chocolate amargo y no abusar de éste, sino que con una barrita al día es suficiente para disfrutar de sus beneficios, con la seguridad de que no brotarán granitos en tu piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *